Cuándo y cómo regar suculentas
Consejos de jardinería

Cuándo y cómo debo regar mis suculentas

Las suculentas están de moda. Solo hay que abrir Instagram o Pinterest para ver todo tipo de composiciones con estas plantas crasas que almacenan agua en su interior. Pero no siempre es fácil saber cuidarlas. Aquí van consejos para saber cuándo y cómo debo regar mis suculentas

Cuándo y cómo regar suculentas
Es importante saber cuándo y cómo regar las suculentas

Las plantas suculentas son un microcosmos dentro de la jardinería. Hay aficionados que cultivan exclusivamente crasas, por sus curiosas formas, su capacidad de reproducción y la belleza de sus hojas. Son sencillas de cuidar, pero también tienen su truco. Y una de las principales dudas que nos asaltan en saber cuándo y cómo debo regar mis suculentas.

Cada tipo de suculenta tiene sus necesidades de riego. Aquí vamos a hablar de manera general. Pero la gran mayoría tiene la misma característica: acumula agua en sus hojas y otras partes porque están acostumbradas a recibir agua abundante y pasar después un periodo de sequía. Y así debemos regarlas. Por eso, con las suculentas hemos de seguir nuestro truco para regar plantas de interior: el contenedor con agua, colocar la maceta (intentando que nos se mojen las hojas) y dejar que la maceta se llene, para escurrir después. Se deja entonces la maceta tranquila hasta que veamos que el sustrato está seco. Y aquí llega lo importante.

Saber cuándo regar las plantas suculentas requiere un poco de observación. Mirar el sustrato, comprobar el peso de la maceta, conocer bien la variedad… Aquí van nuestros consejos.

  1. ¿Cómo está el sustrato? A veces nos lanzamos a regar las plantas (sean o no suculentas) porque nos parece que la tierra está seca. El sustrato hay que tocarlo. Pasar un dedo por encima, meter un dedo (sin dañar las raíces) y comprobar el agujero de drenaje de la maceta. Si al meter el dedo notamos que está seco, es señal de que hay que regar. Si el agujero de drenaje está completamente seco, es que estamos regando demasiado poco.
  2. El peso de la maceta. Es otra buena manera de comprobar cuándo debo regar mis suculentas. No hace falta pesarlas en una báscula con bata de científico y un cuaderno. Basta con cogerla una vez regada y comprobar el peso. Conforme la planta absorba el agua, el contenedor irá pesando menos. Si está muy ligero, hay que regar.
  3. Si las hojas están arrugadas.  Las suculentas acumulan agua en sus hojas y tronco, según la especie. Si pierden agua, las hojas empezarán a arrugarse. Riégala inmediatamente.

¿Cómo saber si mis suculentas tienen exceso de agua?

Las hojas de la suculenta nos mostrarán si nos hemos pasado por el riego. Suelen ponerse amarillas, presentar un aspecto traslúcido y caerse con facilidad. Para solucionar el problema del exceso de riego, se debe dejar la maceta tranquila hasta que veamos que el sustrato se ha secado lo suficiente.

¿Cómo saber si mis suculentas no reciben el riego suficiente?

Si las hojas se arrugan, nos se abren en la roseta y se notan muy blandas al tacto, es que no estamos regando lo suficiente. Debemos asegurarnos de que el agua llega bien a todas las raíces y para ello lo mejor es sumergir con cuidado la maceta en un contenedor con agua.